1Santa Fe
Clima extendido de la ciudad de Santa Fe Temperatura: 17ºC
Humedad: 53 %
Presión: 1023.03hPa
 

 
Viernes 17 Agosto 2007  
Fiesta del Alfajor Santafesino - Gastronomico
EVENTO . Fiesta del Alfajor Santafesino
LUGAR . Estadio Universidad Tecnológica
FECHAS
Viernes, 17 de Agosto de 2007

3º Fiesta del Alfajor Santafesino – Historia y producción local



Movidos por la idea de otorgar, por medio de la instauración de una fiesta oficial, el justo reconocimiento del que este ícono de la producción santafesina y de nuestra historia es merecedor, se realiza la FIESTA DEL ALFAJOR SANTAFESINO organizada por la Cámara de Empresarios de Turismo de la Región Santa Fe, perteneciente a la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

El evento está regido por la idea de concentrar al mundo de la producción del alfajor santafesino en una fiesta que reconozca y agasaje de manera formal y oficial a uno de nuestros más importantes y queridos embajadores en el país y en el mundo.



La Fiesta cuenta con diferentes propuestas que mantienen concentrada la atención de los niños durante todo el día, todos los días. Y por las noches, para los más grandes, se ofrecen espectáculos de diversas características y alto nivel. Conjugando todo esto con la exposición de las distintas empresas de alfajoreros y mostrando el proceso completo de su producción.





• Objetivos principales:



Generar CONCIENCIA HISTÓRICA.

Fortalecer el SENTIDO DE PERTENENCIA E IDENTIDAD regional.

Revalorizar los PRODUCTOS ARTESANALES santafesinos.

Poner en valor una MARCA RECONOCIDA a nivel nacional.

Generar una fiesta más de RECONOCIMIENTO REGIONAL en la ciudad.

Lograr que la Fiesta sea un ATRACTIVO TURÍSTICO.

Los convencionales




... Procuremos ir hacia aquella época en la que llegan los convencionales constituyentes a nuestra ciudad.

Entre mediados y fines de agosto de unos ciento cincuenta años atrás estaría llegando alguien aquí, y si así fuera, lo estaría haciendo, seguramente, por carreta, como lo hicieron algunos diputados del noroeste argentino; Facundo Zuviría, por ejemplo, por Salta, que iba a ser el presidente de la Convención. Llegan por el camino del norte, por el camino alto, y dejan su carreta en el hueco de las carretas, lo que hoy sería más o menos la plaza España. Esta fue una corriente...

... Los hay, también, quienes vinieron por vía fluvial. Pedro Ferré, cruzándose de Entre Ríos, aunque él era correntino. Desde el norte va a llegar Pedro Díaz Colodrero, desde Corrientes, por vía fluvial. Y, fundamentalmente, un 12 de setiembre de 1852 va a venir desde Buenos Aires la comitiva principal que va a traer a Justo José de Urquiza, a José Benjamín Gorostiaga, y a Juan María Gutiérrez, entre otros....

... Es un día en el que se van a encontrar, por primera vez, aquí en la esquina, Gorostiaga, Gutiérrez, y Merengo Zuviría, por la noche. Es el día en que Urquiza, a la tardecita, va a cruzar, desembarcando en un lanchón, en lo que hoy podríamos decir el lugar que se conoce como Puerto Piojo, cerca de la autopista, y va a atravesar en diagonal la Plaza matriz para llegar al lugar de su aposento en la casa del Brigadier López, hoy archivo de la provincia.

... No sería fantasioso pensar que este domingo, mientras va llegando el Condesa de Lansdale, el barco inglés que trae a Urquiza, Gorostiaga y Gutiérrez, casi sobre el mediodía a la desembocadura del riacho, y debido al calor Urquiza dice “vamos a allegarnos a Santa Fe a la tardecita cuando baje un poco el sol”, no sería descabellado pensar que desde esta orilla se desarrolle una cuadrera, donde estuviera presente Merengo Zuviría, que, además, de gallos de riña, tenía caballos de carrera. Había cuadreras en la época, por lo que no sería fantasioso pensar que ese domingo Merengo Zuviría asiste, como tantos otros, a la cuadrera que se corría en los 350 metros, que partiendo de lo que hoy es calle Jujuy y 9 de Julio, se extendía hacia el oeste. Zuviría iba a las cuadreras, porque éstas razonablemente serían un día domingo, y porque a él le permitiría tener un ojo en su alazán y tener otro en el río, por donde sabía ya había tocado tierra firme, aunque no estrictamente de este lado del río, Urquiza y su comitiva.

...Uno podría imaginarse en esa cuadrera vendedores ambulantes que vendían el carlón, la ginebra, los dulces, los alfajores, la mazamorra, y nos parece que ese día, si así aconteció, y si Zuviría estaba ahí apostando en la cuadrera, estaría también preocupado porque sus dos habitaciones que estaban en la parte alta de su negocio estuvieran en condiciones, acorde a los acontecimientos, conforme a las circunstancias de recibir, ni más ni menos, a dos convencionales, que venían representando, uno a su provincia de origen, aunque no hubiera vivido muchos años ahí, que era José Benjamín Gorostiaga, por Santiago del Estero, y otro por una provincia que no lo había visto nacer ahí, como era Juan María Gutiérrez, por Entre Ríos.

La reconstrucción dice que es recibido con vítores, con cánticos, que la gente le tira agua de olor (fragancias) mientras él camina lo más erguido posible y transpirando, y unos pasos más atrás Juan María Gutiérrez estaría diciendo quien organizó todo esto, y Gorostiaga, que poseía una personalidad mucho más retraída, solitaria, y que era una persona reconcentrada y estudiosa, estaría pensando, probablemente, después de un día bastante agotador, como sería la cama que le esperaba en los altos de Merengo.

Lo concreto es que esa noche Urquiza se va a dormir a la casa del Brigadier, y que Manuel Leiva, ministro de Santa Fe y constituyente en 1853, que es el que ha alquilado los altos de Merengo para estos distinguidos visitantes, presenta a Merengo Zuviría con José Benjamín Gorostiaga y con Juan María Gutiérrez. Podemos imaginar que Zuviría, que era un hombre común, no demasiado instruido, le habría dicho que no dudaran en llamarlo, él vivía en los fondos, en la planta baja había un negocio, luego había un patio y después estaban sus dependencias, con dos habitaciones en la planta alta, donde se alojaban nuestros visitantes.






La Ciudad



La estructura familiar de esa época, conforme nos dice Lina Beck-Bernard, congregaba en las casas, en los hogares, a tres y hasta cuatro generaciones. Las mujeres se casaban muy jóvenes, a los 15 o 16 años, y tenían hijos muy jóvenes, y en gran medida eran ayudadas por sus madres y por sus abuelas; en algunos casos, si vivía, la bisabuela compartía ese núcleo familiar. La alimentación era la tradicional en esa época, fundamentalmente, la mazamorra, se dice que las mujeres grandes fumaban mucho cigarros que fabricaban ellas mismas. Y, los postres, ocupaban un lugar especial. Los que hoy llamaríamos dulces regionales, el dulce de naranja, de damasco, la natilla, y distintos tipos de postres con dulce de leche, con dulce de calabaza, y con miel, conforme a “recetas que las vecinas no comentaban demasiado y guardaban bastante celosamente en la época”. La receta era algo que hasta hace poco tiempo atrás seguía siendo parte de cierta tradición santafesina, como lo era para Merengo Zuviría la receta del alfajor que luego se haría famoso.

Saber algo y no decirlo demasiado para que no salga tan igual. O, a veces, decirlo un poquito diferente, para que nunca salga igual el producto cuando se quiera imitar por parte de otro...

... Crucemos de nuevo a la esquina, volvamos a Merengo, lo que hoy sería 3 de Febrero y San Jerónimo, vereda suroeste, porque con un poquito de poesía que hay que ponerle a esto, me parece que no es fantasioso decir que en 1852 en la planta baja y en la alta de Merengo, se estaban gestando dos cosas muy importantes, muy santafesinas, que van a surgir aquí y que van a tener relevancia nacional.

En la planta alta Gorostiaga está redactando el texto de la Constitución; en la planta baja, Hermenegildo Zuviría, alías Merengo, está fabricando el alfajor santafesino de dulce de leche. Es la misma época y es muy difícil encontrar un edificio que concentre en tan pocos metros cuadrados “la construcción de dos objetos, si queremos, tan diferentes, pero tan representativos de nosotros los santafesinos hacia el país”.

Ustedes saben que Gorostiaga dijo que la Constitución Argentina estaba vaciada en el modelo de la Constitución Federal norteamericana, con lo cual separó, de alguna forma, “el molde y el relleno”. Merengo Zuviría, también, de alguna forma, separó “el molde y el relleno”; el molde eran las tapas, y el relleno no se debe a Zuviría, sino que se debe a dos colaboradoras, las que Rafael López Rosa denominaba las “viejas Piedrabuena”, María Andrea y Sinforosa, que habrían inventado entonces la receta del dulce de leche.

Así que, por un lado, nuestra Constitución -dice Gorostiaga- le debe mucho a la Constitución Federal norteamericana; fue el molde donde se virtió el relleno argentino; por otro lado, en la misma época y en la planta baja, podríamos decir que Hermenegildo Zuviría le debe mucho del relleno de su confitura a dos vecinas santafesinas que, además, eran parientes del Brigadier López, por el lado de los Roldán. Y que, también, se sabe han conocido al Brigadier López y han frecuentado al mismo...





El Legado



Y qué quedó de todo aquello. Tras el debate del 20 de abril, se discute el texto en particular; el 30 de abril se termina de discutir, el 1º de mayo se tiene que jurar, quedan menos de diez horas, hay que pasar el texto, hay que caligrafiarlo, y esta tarea se la encomiendan a Juan del Campillo, convencional por Córdoba, que lo hace realmente con mucha eficacia, con una letra muy entendible, pese a que, seguramente, se ha pasado la noche sin dormir.

... Los alfajores, como ustedes saben, siguen. Fiel reflejo de la antigua tradición y popularidad de los Alfajores Santafesinos, lo constituyen sin dudas los relatos literarios que los mencionan como símbolos de la ciudad de Santa Fe, ya a mediados del siglo pasado. Uno de estos tantos relatos proviene de un reconocido autor santafesino, Mateo Booz, el cual hace referencia a los Alfajores en el contexto del nacimiento de la Constitución Nacional. He aquí un pasaje de su libro "Aleluyas del Brigadier", en el que consta dicha mención:

"Y transcurre ese 1º de mayo de 1853 y poco a poco los convencionales, cumplida su misión, se alejan por los caminos fatigosos que ya hicieron, rumbo a sus provincias. Agregan a los equipajes unos Alfajores Santafesinos para que saboreen las esposas, las hijas, las novias que allá los esperan. Y llevan sin duda algo más, el recuerdo feliz de sus días en Santa Fe.


Invita a ver este evento a un amigo!

 
Tu Nombre
Tu Email
Nombre de tu Amigo
Email de tu Amigo
Mensaje
Código de Seguridad
  Ingrese el código exactamente como lo ve.
El código es sensible a mayúsculas y minúsculas.
Ingrese el Código
 
 

Envíanos tu evento!
Click aquí

 

2019
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2018
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2017
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2016
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2015
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2014
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2013
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2012
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2011
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2010
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2009
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2008
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
2007
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
   
cet santa fe